el-fragmento-mas-pequeño-detectado
Tecnología

Miden el fragmento de tiempo más pequeño jamás detectado

25 julio, 2017

fragmento de tiempo más pequeño

Si de pequeños nos preguntaban por el fragmento de tiempo más pequeño que conocíamos probablemente habríamos optado por el segundo.

A medida que medramos y estudiamos vamos conscientes de medidas más pequeñas, como el milisegundo o bien el nanosegundo e inclusive sabemos que hay unidades todavía más pequeñas, mas su ausencia de aplicación en la vida rutinaria nos hace ignorarlas.

Lo es cierto que en física cuántica se utilizan unidades más pequeñas, siendo una de las más bajas usadas el attosegundo, que representa la trillonésima una parte de un segundo. Merced a estas unidades de medida del tiempo, los estudiosos han podido adentrarse en lo más profundo del efecto fotoeléctrico, un fenómeno físico con grandes aplicaciones científicas que ya fue descrito a principios del siglo XX por Albert Einstein. Tristemente, se precisaba medir fracciones de tiempo más pequeñas para saber precisamente qué le pasa a los átomos sometidos a este efecto, con lo que el nuevo descubrimiento de estudiosos del Instituto Max Planck puede revolucionar la física cuántica tal y como la conocemos.

El fragmento de tiempo más pequeño nunca medido revoluciona la física cuántica

zeptosegundos

A grandes rasgos, el efecto fotoeléctrico es el fenómeno por el que una partícula de luz, denominada fotón, actúa sobre los electrones que se encuentran orbitando un átomo, de tal modo que la energía del fotón es completamente absorbida, bien por un solo electrón, o por un conjunto de ellos.

Como consecuencia, el electrón sale disparado a lo largo de un proceso formidablemente veloz, que hasta día de el día de hoy no había podido medirse con detalle, en tanto que los estudiosos solo habían podido advertir un periodo de tiempo de 5 a quince attosegundos que se da justo después de que esto ocurra, mas no habían sido capaces de distinguir lo que pasaba justo ya antes.

Sin embargo, en la actualidad la ciencia está de enhorabuena; puesto que, conforme una investigación últimamente publicado en Nature Physics, un equipo de estudiosos alemanes ha sido capaz de ir más allí, advirtiendo lo que pasa a lo largo del proceso en un periodo de 850 zeptosegundos, que representan la miltrillonésima una parte del segundo, sacando a la luz (jamás mejor dicho) parte del fenómenos que no había podido observarse hasta el momento.

Para ello, hicieron incidir una radiación láser sobre un átomo de helio, un factor que había sido escoged por tener solo dos electrones, una cantidad suficientemente alta para estudiar su comportamiento cuántico, mas suficientemente baja a fin de que los patrones de resultados fuesen fáciles de examinar.

¿Por qué razón es tan útil medir este fragmento de tiempo más pequeño?

Gracias a este experimento, se pudo conseguir una idea más detallada de de qué manera pueden los electrones dividir la energía que ha incidido sobre ellos, dando datos de interés de cara a la mejora de herramientas como la computación cuántica o bien la superconductividad, las dos de suma importancia en la tecnología del futuro.

Como veis, un pequeño experimento puede dar claves súper esenciales para la ciencia que está por venir. Y todo eso en menos que canta un gallo. Mucho mucho menos.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply